jueves, 17 de octubre de 2013

Astra Taylor; unschooler



Retomamos el blog con dos vídeos de la cienasta Astra Taylor dónde nos relata su vida de unschooler y aboga por sacar la escuela fuera de la educación.






sábado, 18 de agosto de 2012

¿Pura provocación? En defensa de una escolarización pública, laica, y obligatoria


Entiendo que algunos se acerquen a este texto – si es que alguien se acerca – esperando encontrar en él alguna ironía; siento decepcionarles. Yo, irremediablemente, creo en la necesidad de una acción social pedagógica, consciente y dirigida, si queremos que tenga alguna posibilidad y sentido, el hecho de que estos homínidos parlanchines y fantasiosos que somos continuemos habitando este planeta que nos dio a luz. No pido de nadie, evidentemente, que comparta mi creencia, y animo a cualquiera a cuestionarla y contradecirla, pero eso no cambia el hecho de que sea mi creencia.

La idea malograda de un ejercicio pedagógico que entregara a los hombres (y mujeres) las herramientas que les permitieran sacudirse el yugo de la autoridad y la superstición, arrancándose a sí mismos, como decía Kant, de esa minoría de edad autoinflingida, que sentaría las bases de una sociedad, fraternal, libre, e igualitaria, inevitablemente aún palpita en los corazones de unos cuantos. No fue más que una idea, porque la instrucción pública, respondió a otros propósitos expresamente formulados,  por mucho que asimilaran las luces de la ilustración.  Pero aún quedan jacobinos – esa encarnación pura del mal en el ideario político al uso.  Analicemos la propuesta

 Son los hombres y las mujeres, los que deben salir de esa minoría de edad inducida, por lo cual es sobre los adultos, sobre quién hay que ejercer esta acción educativa, pues son ellos los prisioneros de la superstición y la autoridad y son ellos los que precisan liberarse. Somos ellos, es decir, somos nosotros.  A los niños, en tanto lo son, hay que dejarles ser niños en paz, y los adultos los que obligatoriamente deben aprender a estar alerta ante cualquier ejercicio que niegue la libertad, la autonomía, la isonomía, la razón común.

2º El objetivo pedagógico manifiesto, es permitir la autonomía, una libertad no condicionada por una autoridad arbitraria.

3º El procedimiento implícito es procurar herramientas que permitan esa labor crítica.

Dicho lo cual, considero necesaria la escolarización obligatoria de los adultos, de todos, sin distinción de sexo, raza, clase social, ideología, credo o falta de él. Cómo los adultos tendremos que asistir obligatoriamente al recinto escolar, a someternos los unos a los otros a la razón común y el beneficio común, será irremediable que la escuela y el trabajo productivo estén estrechamente asociados, lo que permitirá de otro modo, que todo adulto tome parte en todo proceso productivo de bienes formándose así una idea de conjunto, que haga más sencillo el ejercicio de la autonomía personal y de la escuela-granja-taller a la que asista, sin crear conflictos innecesarios con otras areas-escuelas-productivas, de las que conoce el funcionamiento.

Ahora bien, a los niños hay que dejarlos en paz pero no se los puede, ni se los debe dejar solos, razón por la cual el tiempo de escuela tendrá que ser reducido para que los adultos, especialmente, madres, padres, y otros parientes, dediquen su tiempo a los niños. Pero no se os escapa, que puesto que todos los adultos deben ir a la escuela obligatoriamente, necesariamente en horario escolar los niños que no quieran o puedan andar solos con otros chiquillos explorando el mundo, tendrán que asistir con los adultos a la escuela, lo cual puede ser muy enriquecedor, ya que aunque se ven obligados a asistir, no recae sobre ellos ninguna obligación escolar y como han de ser partícipes de algún modo de todo el proceso, serían algo así como la figura del maestro, la representación de la única autoridad que nos hemos permitido reconocer, nuestras verdaderas necesidades y nuestra capacidad de satisfacernos.

Soy consciente de que esta propuesta movería a la indignación a las almas liberales, e incluso a gran parte de las libertarias, y comprendo que tomaran ante ella la más dura de las posturas aunque exigiese actos normalmente repudiados, y que hablarían del gulag, de los campos de reeducación, de la ingeniería social… y sin duda harían bien. A mí sólo me queda preguntarles si han mirado bien a su alrededor.

Al fin y al cabo, aunque suene raro en castellano, una escuela de hombres y mujeres, es más sencillo representárselo como el que dijese en inglés a school of dolphins, a school of whales.

Al final igual sí hubo algo de ironía. Claro, la ironía es afirmar lo que se niega o negar lo que afirma.

jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Agustín García Calvo?: ¿Qué es un niño?



La Educación parte de una idea fundamental, tan firme como estúpida: que se sabe lo que es un niño. Lo saben porque saben el futuro de ese niño, porque ellos van a formarlo y conformarlo y todo eso por su pretendido bien, porque, sino, el pobre sería un desadaptado social, un marginal, y hay que hacer perfectos individuos para el futuro: ciudadanos sumisos, fieles creyentes de lo que hay que creer, puntuales consumidores de lo que al Mercado le interese vender, esclavos felices del Dinero. Someterles de antemano a un futuro, labrarles un futuro, hacerles un futuro, aunque sea al precio de cargárselos de presente: no dejar vivir al niño para fabricar al Hombre. Como si a cada niño se le colgara al cuello ese cartelito de obras, que tan frecuentemente vemos a cada paso en las ciudades del Desarrollo, y que reza: “Perdone las molestias: estamos trabajando para su futuro”. Y todo esto se hace como sabiendo qué es un niño. Se pretende conocer ese misterio siempre imprevisto y escurridizo de un niño. Porque no se sabe maestro: se aprende de los niños. Pero en vez de aprender de ellos, a cada momento se les enseña lo ya sabido. Por ejemplo, enseguida se les sustituye el lenguaje, que no es de nadie y es para cualquiera, el hablar, que es del pueblo, por la escritura, que ya se sabe que es de la Cultura y los cultos, que es de Arriba. 

sábado, 12 de noviembre de 2011

Pedro García Olivo: ¿educación o encierro?



El enigma de la docilidad (pdf)

Educación obligatoria. Prisioneros a tiempo parcial




1)



  “Para educar, es preciso encerrar”: he aquí la justificación más zafia de la Escuela y uno de los dogmas fundacionales de la Pedagogía. Legitimado el encierro, los pedagogos podían definir su tarea: “amueblarlo”, “amenizarlo”, hasta “camuflarlo”...

  Pero la falsía es evidente: entre “educación” y “escolarización” hay una relación compleja y una asimetría irreparable, que desautoriza toda pretensión de identificación. No, no se encierra para educar. Se encierra para otras cosas y se educa de muchos otros modos.

  La educación pasa, ocurre, acontece. Ni siquiera es “deconstruíble”, cabría sostener en jerga de Derrida. Así como no podemos “desmontar” la Justicia, y sí el Derecho, se nos escapa la Educación pero no la Escuela. La Educación está siempre y en todas partes. Ya se la conceptúe como “moralización de las costumbres”, como “socialización”, como “transmisión cultural” o como “proceso de subjetivización”, la Educación no cesa y nunca falta. Y tenemos “educadores naturales”, como los padres; “educadores electivos”, como esos amigos que estimamos y escuchamos con especial atención; “educadores fortuitos”, como aquellas personas con las que chocamos y nos marcan duraderamente,... Y se ha conocido la “educación comunitaria”, como la tradicional gitana, como la que distinguía a las comunidades indígenas sudamericanas, como la que fructificó, antes de la llegada de los occidentales, en África Negra... Y existe la “auto-educación”, que opera a cada rato, cada vez que miramos, escuchamos, leemos... sin directores. En este vasto campo, dándose la Educación, no aparece la Escuela...



miércoles, 9 de noviembre de 2011

Jacotot / Ranciere: el maestro ignorante





JACOTOT O EL DESAFÍO DE UNA ESCUELA DE IGUALES, INÉS DUSSEL


EL MAESTRO IGNORANTE JAQUES RANCIERE

Un hecho fechado, 1818, arrastró a Jacotot a la opinión de la igualdad de las inteligencias. Esta opinión, tan sostenible como la contraria, funcionó a partir de allí como hipótesis a ser verificada. Hipótesis-festejo. Era un tiempo de fundación. "el alba de las pedagogías" se erigía como uno de los resultados de la "revolución", pero esta aurora llena de promesas se sostenía en la opinión de la desigualdad de las inteligencias, en la lamentable separación entre sabios e ignorantes. Hipótesis-lamento. Nada es verdad. Sólo se trata de ver qué vida hay bajo cada hipótesis. Jacotot comprueba que la experiencia de la emancipación se ha hecho desde siempre. La lengua materna es su índice.

"Jacotot asiste a esta nueva configuración de los saberes y los
poderes que desembocarán en la escuela pública obligatoria, en la
universidad estatal, en la pedagogía ilustrada. Y tiene bien en claro
las jerarquías que instauran, las exclusiones que las fundan, las
injusticias que causan."

"Pero hay más, porque la herejía de Jacotot sigue. No quiere educar a sus alumnos para que sean académicos que buscan la verdad; lo que vale es que sean sujetos libres, con una inteligencia emancipada, que no se sienta inferior a ninguna. No hay un saber mejor que otro: no importa que el maestro no sepa matemática o pintura, sólo es necesaria la voluntad de emancipar a los sujetos
para enseñarles a ser libres, que puede aprenderse por la matemática,
la pintura o la literatura, o cualquier otro saber. Jacotot denuncia: el
profesor, defensor del orden de saberes y poderes actual, es un
embrutecedor de inteligencias, porque sólo busca garantizar su
superioridad subordinando la inteligencia y capacidades de los otros.
El maestro ignorante, al contrario, al no tener el “saber sabio” del
profesor, al suponer a sus alumnos como iguales, puede enseñarle a
los otros a usar sus propios saberes, esto es, a desarrollar sus capacidades
de comparación, de contrastación, de argumentación. Puede
enseñarle al alumno, niño o adulto, rico o pobre, hombre o mujer,
que él o ella puede aprender si trabaja y se dedica, si pone su voluntad
en juego. Porque, para Jacotot, todos tenemos la misma capacidad de
inteligencia; es la voluntad la que la subordina, la que la distrae, la
que la sujeta."

Roger Schank; Errores educativos


Diez Errores en educación.
Por Roger Schank
trad. trait. topito gravoski. 

Evidentemente creo que el sistema educativo está cometiendo gran cantidad de errores. Aquí están mis diez favoritos, favoritos no por que me gusten sino por que su erradicación favorecería mucho que los chavales aprendieran.

Error #1: Las escuelas actúan como si aprender se pudiera disociar de hacer.

Realmente no se aprende si no se hace. Parece que se aprende sin hacer cuando pedimos a los niños y las niñas que memoricen cosas. Pero los adultos saben que aprenden mejor metidos en materia, de la experiencia, probando cosas. Niños y niñas también aprenden mejor así. Si de hecho no hay nada que hacer en una materia que queramos enseñar a niños y niñas puede ser que realmente no haya nada que niños y niñas debieran aprender en esa materia.

Error #2: Las escuelas presumen que la tarea de evaluar forma parte de su papel natural. 

Evaluar no es tarea de las escuelas. Los productos deben ser evaluados por sus compradores. Dejemos que las escuelas hagan el mejor trabajo que puedan y dejemos, entonces, que esté atento el comprador. Las escuelas se deberían concentrar en aprender y enseñar, no en examinar y comparar.

Error #3: Las escuelas creen tener la obligación de crear un currículo estándar. 

¿Por qué debería saber lo mismo todo el mundo? Qué mundo más gris si todo el mundo supiera tan sólo las mismas cosas. Deje a los niños elegir dónde quieren ir, y con la orientación adecuada elegirán bien y crearán una sociedad viva y diversa.

Currículum oculto visual; Acaso y Nuere.

En este trabajo de María Acaso y Silvia Nuere Currículum Oculto Visual: aprender a obedecer a través de la imagen (pdf) se explora el currículum oculto visual de la institución escolar.

Se entiende como curriculum oculto el conjunto de contenidos que se transmiten de forma implícita; su principal objetivo es "perpetuar de forma implícita un conjunto de conocimientos que no resultaría correcto tratar de forma explícita a través del discurso educativo tales como el posicionamiento del centro en cuanto a los sistemas de reparto de poder, el alineamiento con una clase social determinada así como la defensa de una raza, de un género, de una cultura y de una religión sobre las demás". Se trata de los conocimientos que asientan las bases del sistema patriarcal capitalista y que perpetúan el actual reparto asimétrico del poder.

El currículo oculto visual llega hasta el alumnado a través de la distribución y escenografía de los espacios generales ( arquitectura del espacio educativo,  distribución jerárquica del espacio, decoración de zonas comunes), de los espacios específicos( tipo y distribución del mobiliario en el aula, conjunto de imágenes que decoran las aulas, documentación visual de carácter didáctico), el conjunto de imágenes que los profesores utilizan en clase (diapositivas, presentaciones, vídeos y libros de texto) y del uso o no uso del uniforme.

El curriculum oculto visual es una herramienta eficaz de transmisión del conocimiento y de legitimación de valores de forma implícita. Através del lenguaje visual, las instituciones escolares nos van preparando para la vida adulta y, de forma inconsciente, el alumnado va aceptando una serie de valores que no aceptaría si fuesen transmitidos de forma explícita.

Hacer explícito el currículum oculto visual, reflexionar por qué las instituciones educativas y los profesores utilizamos las representaciones visuales que utilizamos así como analizar qué mensajes transmitimos con ellas, son algunos de los mecanismos para convertir la educación en una fuerza democrática y progresista.